VISITE EL BLOG DE REFLEXIONES BÍBLICAS DE EVANGELIZACIÓN Y EDIFICACIÓN ESPIRITUAL: http://reflexionesevangelismo.blogspot.com

RADIO BBN INTERNACIONAL - Red de Radiodifusión Bíblica (USA)

28/8/08

Tejen los vestidos de 50 sacerdotes del Tercer Templo de Jerusalén, descendientes de Aarón

Jueves 28 de Agosto del 2008

Vestido sacerdotal exhibida en el Instituto del Templo.


























JERUSALÉN, Israel (EFE/ACPress.net) Un grupo de sastres ha comenzado a confeccionar los trajes sacerdotales según el relato de los libros sagrados. Serán para medio centenar de judíos ultraortodoxos, descendientes de Aarón, que confían en convertirse en sacerdotes del Tercer Templo de Jerusalén, cuya construcción es uno de los más viejos anhelos del Judaísmo.

Los cincuenta destinatarios de las prendas sagradas son los ‘cohanim’, casta descendiente de Aarón -sumo sacerdote en el relato de la vida de Moisés en la Torah- y responsable junto a su descendencia de los oficios en el Primer y Segundo Templo, destruidos hace 2.500 y 2.000 años, respectivamente.

Los sastres trabajan en el Instituto del Templo, ubicado cerca del Muro de las Lamentaciones; que representan los únicos restos del antiguo templo de Jerusalén, y que son un recuerdo y estímulo permanente para los judíos de que el Tercero se construirá algún día.

Por esta razón, Yehuda Glick, director de la sastrería del Instituto del Templo, afirma que hay que prepararse a fondo para realizar esta tarea, que incluye conocer bien todo el ropaje sacerdotal tal y como se hacía hace más de dos mil años, así como los instrumentos necesarios para este trabajo que está dentro de las labores más sagradas del Judaísmo.

La confección de estos hábitos sacerdotales es una labor muy compleja, que se realiza siguiendo el modelo que explica la Torah (Pentateuco del Antiguo Testamento cristiano). En este modelo, además del tipo de telas y la forma de los trajes, es importante la gama de colores que incluye además del blanco otros como el púrpura y el celeste que es una descripción en lenguaje arcaico que dificulta conocer la exacta tonalidad que les definía en su tiempo. Por ejemplo, para el rojo púrpura de los cinturones de 16 metros, se ha sabido que es preciso utilizar el llamado ‘gusano carmesí’, un insecto que finalmente han podido encontrar en la actual Turquía.

Sastres judíos confeccionando las vestiduras que
usarían los sacerdotes en el Tercer Templo judío.

La investigación ha requerido la participación de cientos de expertos en tejidos y colores alrededor del mundo, lo que no sólo no ha desanimado al equipo de trabajo, sino que ha hecho afirmar el deseo de completar estas prendas sacerdotales.

Lo mismo cabe decir de las decenas de instrumentos que se exhiben en el museo del Instituto del Templo, todas ellas realizadas con el modelo de los libros sagrados judíos, exactamente en el metal y con el diseño exigido. También para ser usados en el Tercer Templo.

EL TERCER TEMPLO

Y es que el director de la sastrería del Instituto del Templo, Glick, está convencido de que la reconstrucción del santuario de Jerusalén está muy cerca.

Tradiciones judías ortodoxas, algunas más inspiradas en la Cábala que en textos sagrados, hablan de que el Tercer Templo será una ‘obra divina’, y que mientras tanto el hombre no debe hacer más que volver al camino de la fe para ganarse el favor de Dios, que después enviará a su Mesías… y con Él, el templo anhelado.

Vestido sacerdotal.

El problema humano es que hoy, en esa explanada donde estuvo el Segundo Templo y en la que esperan que se construya el Tercero se alzan las mezquitas del Domo de la Roca y de Al-Aksa, y cualquier tentativa de expropiación conduciría a un enorme conflicto religioso que traspasaría los límites de la región. Conocidas como Haram Al-Sharif -El Noble Santuario-, es para el Islam su tercer lugar más sagrado después de La Meca y Medina.

Judío ortodoxo firme en sus creencias, Glick afirma que muchos de los que creen que el Templo descenderá de los cielos, como por arte de magia o elemento cósmico, eluden el precepto bíblico de prepararse y participar en la construcción.

El pertenece a una moderna corriente ‘mesianista’ identificada políticamente con la ultraderecha israelí. Estos mesianistas reivindican el ‘Monte del Templo’ como un derecho histórico y político de los judíos, en particular ahora que se decide el futuro de Jerusalén en las negociaciones de paz.

Y lo que es más importante para ellos, una forma de comunicarle a Dios que ellos están preparados y esperando la señal del Mesías Redentor.

Noticias Relacionadas:

17/09/07 - Una organización israelí busca levantar el Tercer Templo en Jerusalén

21/03/07 - Un rumor incendia al Islam: «Es la hora del Tercer Templo de Jerusalén»

26/8/08

La población amish de EEUU se duplica en los últimos 16 años

Martes 26 de Agosto del 2008


PENSILVANIA, Estados Unidos (Agencias/ACPress.net) Según un reciente estudio la población de amish en Estados Unidos ha aumentado hasta casi duplicarse en los últimos 16 años. Las razones que se argumentan son el hecho de ser familias numerosas, el aumento de matrimonios dentro de la comunidad, la mayor esperanza de vida, y el alto número de jóvenes que permanecen en sus comunidades.

Esta comunidad creció un 86 por ciento entre 1992 y 2008, un 4 por ciento por año, pasando de 125.000 personas a 231.000, y se espera que en el 2026 llegue a duplicar el nivel de este año si mantiene la tasa actual de crecimiento. Estos son datos obtenidos de un estudio llevado a cabo por Donald Kraybill, profesor de sociología de la Universidad de Elizabethtown en Pensilvania.

El número de Amish se ha duplicado en 10 de los estados de Norteamérica, y hubo un incremento del 82 por ciento en la cantidad de comunidades a través de todo Estados Unidos. Actualmente tiene presencia en 28 estados.

Un caso especial son Pensilvania, Ohio e Indiana, tres estados que concentraban la mayor población amish. Actualmente reúnen un 62 por ciento de los amish, mientras que en 1992 tenían un 69 por ciento. Esa reducción se debe a que muchas familias se han trasladado a otros estados en busca de tierras de cultivo fértiles a precio razonable, trabajo en oficios especializados como ebanistería o construcción, y el aislamiento rural que les permita mantener su estilo de vida.

LOS AMISH

Famosos por la película “Testigo en peligro” (“Witness”) en 1984 con Harrison Ford, los amish respetan el Ordnung, un código de conducta centrado en los valores evangélicos ancestrales que fija las prácticas permitidas y las prohibidas.

Los hombres, siempre vestidos de negro, usan un sombrero ancho y tirantes, mientras que la vestimenta de las mujeres y niñas recuerda los trajes del campo europeo del siglo XVII: los cabellos recogidos bajo una pequeña cofia blanca, vestido largo y delantal blanco.

Una pareja de esposos amish.

Los amish son una peculiar agrupación cristiana evangélica (protestante) que emigró de Europa (sur de Alemania, Suiza y Alsacia) a Estados Unidos en los siglos XVIII y XIX, llevan una vida caracterizada por sus ideas pacifistas y alejadas de los inventos y tecnología modernos en cualquier área de la vida. Así, se niegan a conducir automóviles, utilizar ordenadores o conectarse al suministro público de electricidad. En definitiva, pretenden llevar un estilo de vida natural similar al de los antiguos cristianos, evitando toda tecnología moderna.

Hablan un dialecto propio de origen alemán y viajan por sus comunidades, predominantemente rurales, en unos típicos coches tirados por caballos.

RAZONES DEL CRECIMIENTO

Mientras otros grupos étnicos y religiosos temen su desaparición debido a los matrimonios mixtos, los Amish han aumentado su número insistiendo en uniones dentro del grupo y proporcionando educación en escuelas sólo de amish para el 90 por ciento de sus hijos.

Los amish evitan en su mayoría casarse fuera de su grupo porque saben que hacerlo les obligaría a dejar su Iglesia y su comunidad.

También es importante y poco habitual la fuerte tasa de “retención” de las generaciones jóvenes: cuatro de cada cinco jóvenes -que a los 18 años tienen la oportunidad de ver el mundo exterior y elegir libremente su camino- deciden seguir siendo amish. “Esto funciona porque los jóvenes encuentran satisfacción en el estilo de vida de los amish. Les da un fuerte sentido de identidad, la noción de pertenecer a un grupo y una significación religiosa”, indicó Kraybill, autor del libro “Los Amish: un enigma para el mundo moderno”.

Por otro lado, otro factor importante es su tasa de crecimiento demográfico, que se ha acelerado en los últimos 20 años gracias a que tienen de media cinco o seis hijos por familia (no utilizan métodos anticonceptivos no naturales), y han podido retener a su población joven.

Kraybill agrega que los amish viven más años y tienen una tasa de mortalidad infantil menor a la media debido a las mejoras en asistencia sanitaria a sus niños.

Noticia Relacionada:

04/10/06 - EEUU: Masacre en un colegio evangélico «amish» de Pensilvania

31 de Octubre: «Día de la Reforma Evangélica o Protestante» - Rumbo al 500 Aniversario (1517- 2017)

Tratados Evangelísticos Chick