VISITE EL BLOG DE REFLEXIONES BÍBLICAS DE EVANGELIZACIÓN Y EDIFICACIÓN ESPIRITUAL: http://reflexionesevangelismo.blogspot.com

RADIO BBN INTERNACIONAL - Red de Radiodifusión Bíblica (USA)

24/12/10

La verdadera ‘estrella de Belén’ según la astronomía

Viernes 24 de Diciembre del 2010


LOS ANGELES, Estados Unidos (CBN News Science / Medical Reporter) La llamada ‘Estrella de Belén’ es uno de los símbolos bíblicos más reconocidos de la Navidad. Durante muchos años los expertos han indagado la naturaleza del astro, mientras los escépticos dicen que es una fantasía.
¿Habrá sido el planeta Saturno, el cometa Halley, una supernova, o algo más?

Los estudiosos cada vez más sugieren que la Estrella de Belén fue la estrella que conocemos hoy como el planeta Júpiter, el rey de los planetas representando al niño Rey de Reyes.

John Mosley, astrónomo del Observatorio Griffith, explica que con sólo una fecha, su computador puede encontrar algo en el cielo “suficientemente interesante para alertar a los Reyes Magos a hacer su viaje”.

Durante los últimos cien años, la mayoría de expertos dicen que Jesús nació alrededor del año siete antes de Cristo, contradiciendo lo que decían los primeros escritores de la Iglesia.

Sin embargo, el historiador Ernest Martin sostiene que los autores antiguos estaban en lo cierto. Eso le permite a Mosley reconstruir en su computadora los cielos antiguos.

Mosley explica que “en la mañana del 12 de agosto, 3 antes de Cristo, Júpiter y Venus estaban en muy cercana conjunción. Al ampliar parte del objetivo de la computadora podemos ver a Venus y Júpiter casi tocando. Estaban separados sólo por la decimocuarta parte de un grado”.

La aparición de Júpiter y Venus casi rozando probablemente fue suficiente para que los Magos iniciaran el viaje a Jerusalén en sus camellos. Todas las conjunciones se hicieron en la constelación de Leo que representaba Israel para los Babilonios.

“La astrología no es nada más que la corrupción de la verdad primitiva que podemos encontrar en las Escrituras, pero la astronomía y las señales en los cielos que Dios envió para presentar a Su Hijo al mundo son válidas”, asegura Martin.

Júpiter y Venus representaban un Padre y una Madre y de ellos se esperaba que naciera un Niño Rey, y eso fue aparentemente lo que pensaron los Magos.

“Al momento en que llegaron los Magos casi 15 meses después, ya era un niño pequeño” agrega Martin.

Pero los Magos vieron más cosas antes de llegar a Belén. Júpiter se acercó a la estrella Régulus, otro símbolo de realeza, no sólo una vez, sino tres veces siguiendo un giro estelar que recuerda a una corona celestial.

Y luego... “Venus llega y está en conjunción con Júpiter, debajo de Leo, a la izquierda de Régulus, el diecisiete de junio, dos antes de Cristo”, explica Mosley. “Encontramos que Júpiter en dos cercanas conjunciones con Venus y luego en tres cercanas conjunciones con la estrella Regulus durante un período de diez meses. Eso habría sido muy emocionante para los Magos y es por esa razón que escogimos Júpiter como la Estrella”.

Los Magos habrían visto esos eventos como una cartelera en el cielo diciendo: ¡UN GRAN REY HA NACIDO EN ISRAEL!

Una vez que habían cruzado el largo sendero guiado por la estrella hacia Jerusalén, los escribas les dijeron que hicieran un viaje corto a Belén pues las Escrituras hablan de un rey que debía nacer de la ciudad de David. Después, se produjo el regreso de Júpiter una vez más, esta vez sobre el vientre de la constelación de la Virgen. Martin lo interpreta como un símbolo de la virgen María con el niño y una guía para los Magos.

“Vieron que se detenía a mitad del cuerpo de Virgo en dirección de Belén, siguieron la dirección del ángel y entregaron sus regalos al Niño Jesús”.

Aunque todas esas nuevas explicaciones sobre la Estrella de Belén pueden enriquecer el significado de la Navidad, la historia de la estrella representa solamente un capítulo de narración de la historia más grande jamás contada.

VIDEO:



Noticias Relacionadas:

10/12/10 - Ecografía del ‘Jesús no nacido’ inunda Inglaterra para recordar el sentido de Navidad

04/12/10 - EEUU: carteles con ‘pesebres ateos’ contra ‘el mito’ de la Navidad

21/11/09 - Los ideólogos de Hitler fabricaron una Navidad sin el Jesús judío

25/12/08 - Más de dos tercios de los londinenses creen que la Navidad no fue algo real

22/12/08 - Teoría de Kepler sobre la estrella de Belén, avalada por la arqueología y astronomía

13/01/08 - Un hallazgo arqueológico apoya la teoría de Kepler sobre la estrella de Belén

25/12/07 - La verdadera estrella de Navidad nació en Belén

21/12/07 - EEUU: Algunos grupos cristianos rechazan la fiesta secular de la Navidad

05/12/06 - «The Nativity Story», una película con mensaje cristiano para esta Navidad

03/08/06 - Nueva película bíblica sobre el nacimiento de Jesús

Artículos Relacionados:

12/12/10 - Razones para celebrar la Navidad (Hno. Carlos H. Marroquín Vélez)


28/11/10 - El significado verdadero de la Navidad (Pr. John MacArthur)

20/12/09 - El espíritu de la Navidad (Pr. Miguel Rosell)

12/12/10

Proclamemos el Evangelio de Cristo en Navidad

Domingo 12 de Diciembre del 2010


Por: Carlos H. Marroquín Vélez

La palabra Navidad es un apócope de natividad, que significa nacimiento. Con ella nos referimos al nacimiento más grande en la historia de la humanidad: el nacimiento de Jesús.

La razón de este artículo es analizar la creciente renuencia entre la población evangélica a celebrar la Navidad. Deseamos estimular a quienes aún la celebran, a que continúen haciéndolo; y animar a quienes han dejado de hacerlo, a aprovechar esta festividad para proclamar la encarnación del Hijo de Dios, cuando el Verbo se hizo carne para redimirnos.

Cuando se defiende la celebración de la Navidad, algunos acuden a los antecedentes históricos para respaldar sus argumentos; eso está bien. Sin embargo, en este artículo no utilizaremos tal enfoque. Nos basaremos en razonamientos de tipo práctico, tratando de demostrar que la celebración de esta festividad, que en mayor o menor grado se observa en lugares repartidos por todo el planeta tierra, puede ser utilizada para proclamar el Evangelio de Cristo a toda criatura, si tan sólo los cristianos nacidos de nuevo la celebramos debidamente, en forma moderada ejemplar.

Objeciones comunes contra la celebración de la Navidad:

a. La fecha. Unos sostienen que el emperador romano Constantino adoptó la fecha del 25 de Diciembre de una celebración pagana, asociada con el solsticio de invierno, y la instituyó para celebrar el nacimiento de Jesús y así consolidar la hegemonía del Cristianismo.

Otros argumentan que en esa fecha, cuando es invierno en Israel, no podría haber sucedido la Navidad, pues los pastores de Belén no estarían al aire libre cuidando sus rebaños, ya que no sólo hace frío, sino hasta puede nevar.

Algunos más sí defienden la posibilidad de que haya sido en tal fecha, asociando la fiesta judía de Jánuka, que es movible según el calendario lunar hebreo, y que se celebra muy cerca del 25 de diciembre. Aducen que los primeros cristianos le dieron este nuevo significado a la fiesta de Jánuka, la fiesta de las luces, en la cual ellos conmemoran la victoria de los Macabeos sobre sus opresores en 165 a. C., y luego la purificación y la re-dedicación de su Templo.

Durante el pasado siglo veinte, del cual atestiguamos los creyentes que aún vivimos, estaba claro para cristianos y no cristianos, que el motivo de la celebración en la iglesia evangélica era la encarnación del Hijo de Dios y Su nacimiento como Jesús de Nazaret, por el milagro del Espíritu Santo en la virgen María.

Si bien es cierto que para muchos la Navidad ha sido sólo un pretexto para celebrar y hacer diversas cosas y hasta caer en excesos, nadie puede decir que en aquellos días se mencionara a algún dios pagano. Aun a pesar del intruso Santa Claus (llamado también Papá Noel o San Nicolás) y de adornos procedentes de diversas tradiciones, siempre ha estado presente en los relatos y en las representaciones gráficas, la familia de José, María y el niño, así como la encarnación y nacimiento de Jesús como el hecho central de la festividad. Si la fiesta de Navidad fue, como algunos acusan, una substitución de una fiesta pagana, nunca se mencionó a ninguna deidad pagana.

b. Los “nacimientos” y los árboles de Navidad. La elaboración de escenas que sirven de marco al pesebre de Belén, llamadas nacimientos en nuestro país, datan desde los días de la colonia y se continúan haciendo entre la población católica. No se niega el valor de los nacimientos como un recurso didáctico de la Iglesia Católica para enseñar gráficamente a una población que hasta recientemente en su mayoría no sabía leer. El problema reside en que la Iglesia Católica nunca ha enfatizado lo suficiente que ésa es sólo una forma gráfica de enseñanza, por lo cual las personas la han usado como otra oportunidad más para venerar y aun adorar a las imágenes, adjudicándoles poderes milagrosos y continuando con la idolatría.

Los evangélicos, apegados al mandamiento bíblico de no hacer imágenes ni rendirles culto, siempre han preferido no elaborar nacimientos. Aunque en la escuela dominical sí se usan figuras con fines didácticos, para enseñar las historias bíblicas, los evangélicos evitan la representación de la escena del pesebre con figuras de cartón y otros materiales. Esto se hace para evitar malos entendidos, para que los católicos y otros más no piensen que se le da algún valor a las imágenes. Esta actitud es muy comprensible y nos parece correcta.

Mientras los evangélicos mantenían esta posición, muchos misioneros evangélicos (protestantes) que llegaron a nuestro país con trasfondos y raíces étnicas, históricas y culturales en Inglaterra, Alemania y demás países del norte de Europa, introdujeron en América Latina lo que era ya una vieja tradición en Europa y Estados Unidos: la costumbre iniciada por Martín Lutero, el reformador alemán, de adornar un árbol con luces y motivos navideños. El mismo Lutero inició su costumbre de adornar un árbol de abeto con luces, al continuar y modificar la tradición ya común en su país, de usar árboles con ornamentos para celebrar la Navidad.

Esto ha sido duramente atacado por muchos evangélicos como paganismo, llegando algunos hasta el extremo de decir que se rinde algún tipo de respeto, honra o culto al árbol, lo cual no es cierto. Esto puede comprobarse con una sencilla encuesta entre los millones que tienen tal práctica. Las películas, la literatura, el comercio y la publicidad procedentes de Norteamérica contribuyeron a reforzar la costumbre del controversial árbol de Navidad.

c. Los excesos en la celebración. Otra fuente de oposición a la celebración de la Navidad ha provenido de los excesos en que han caído tanto los cristianos nominales como los cristianos nacidos de nuevo. Estos excesos son un mal extendido por toda la llamada civilización occidental (Europa y América), que abarca a los países cristianos católicos y protestantes evangélicos.

Es vergonzoso, el testimonio que nuestros países dan al celebrar la Navidad ante los musulmanes, budistas, hindúes, confucianos, etc., que viven entre nosotros o nos visitan, con los excesos en la comida, bebida, gastos excesivos e innecesarios, y las consecuencias de la borrachera, las orgías, las corrientes y hábitos creados y promovidos por el comercio y la ambición, con el fin de inducir a la gente al desenfrenado consumismo y despilfarro.

Es triste que muchos cristianos, quienes, por conocer las enseñanzas de Jesús en las Escrituras deberían vivir más sabiamente, sean arrastrados por la publicidad en los medios de comunicación y por las presiones sociales de las corrientes de este mundo. Gastan excesivamente más allá de lo prudente y lógico, se envuelven en muchos compromisos agotadores que les roban su tranquilidad y afectan la comunión con sus familias; y, lo que es aun más lamentable, muchos son tentados a involucrarse en prácticas, tentaciones y vicios que traspasan los límites de la ética cristiana.

Quien después de la Navidad termine endeudado innecesariamente, enfermo por falta de templanza en el comer y beber, y con sus relaciones familiares y sociales alteradas por el estrés acumulado, no es sabio. Está dando mal testimonio en cuanto a la forma correcta de rememorar la Navidad, y aporta razones de sobra a aquellos que se oponen a esta celebración.

Esto no concuerda con el mensaje de amor, paz, sencillez, sobriedad y otros valores que el cristianismo proclama.

Gracias a Dios por que en medio de todo hay grupos de personas e instituciones que, con ocasión de la Navidad, se preocupan por compartir con los más necesitados y alivian sus necesidades siquiera una vez cada doce meses.

d. Elementos extraños en la celebración. Uno de los mayores intrusos en la Navidad es el ya mencionado Santa Claus, cuya tradición se originó en Asia Menor (Turquía), en el siglo IV, con San Nicolás, un bondadoso obispo que, entre otras caridades, obsequiaba regalos a los necesitados. La leyenda, a la que después se fueron agregando otros elementos asociados con varios personajes paganos que también daban regalos, se popularizó por Europa, fue incorporada a la celebración de la Navidad en Alemania hace unos cinco siglos, y más tarde fue traída a Norteamérica desde Holanda.

La versión más popular del comercializado Santa entre los niños hoy, procede del cuento que las caricaturas, películas, tarjetas navideñas y revistas cómicas han difundido del anciano que fabrica juguetes en el polo norte y los reparte en Navidad volando con su trineo halado por ocho renos. Al llegar a una casa, baja por la chimenea y deja sus obsequios debajo del árbol. Hay varias canciones que promueven a Santa y muchos padres cristianos no pueden resistir la tentación de usarlo para hacer creer a sus hijos que él les trae sus regalos. Con eso, sin darse cuenta, hacen de ese personaje el héroe de la celebración. Entre los motivos con se adornan los hogares y los árboles navideños, hay figuras de Santa Claus, trineos, renos, gnomos con gorros puntiagudos (sus ayudantes en la fábrica de juguetes). Así, una nueva mitología modernizada ha contaminado la Navidad.

Un lema en inglés proclama: Jesus is the reason for this season, es decir, “Jesús es la razón para esta celebración“. Así es, hermanos cristianos, si Jesucristo no es el centro de la celebración todo el tiempo que ella dura, sólo se busca un pretexto para tener una temporada alegre y hacer otras cosas, en vez de gozarse recordando la encarnación del Hijo de Dios.

e. El verdadero significado de la Navidad es que Cristo nazca en el corazón de las personas. Con esta aseveración muchos se inhiben de celebrar la Navidad, arguyendo que el verdadero mensaje es que Cristo nazca dentro del corazón de cada persona. Es decir, que la persona se arrepienta, pida perdón por sus pecados y reciba a Cristo por la fe en su corazón.

La figura o metáfora de nacer se usa para describir la conversión de una persona, o sea su nuevo nacimiento después de arrepentirse, confesar su pecado y pedir perdón, cuando el Espíritu Santo efectúa la regeneración y la persona comienza a vivir espiritualmente, dando los primeros pasos en una vida cambiada. También se describe la conversión diciendo que Cristo nace en su corazón. En esta segunda forma de expresarlo, se usa la comparación de que Jesucristo nazca en el corazón, así como una vez nació literalmente en Belén de Judea.

¿Por qué, entonces, algunos que usan esta expresión, no celebran la Navidad o nacimiento de Cristo, que fue el hecho histórico en que se basan para decir que Él nazca en los corazones? Es ilógico que se hable de que Jesús nazca en los corazones de las personas, y no quiera celebrarse, ni aun hablarse de que Él nació como humano, de una virgen, por un milagro, hace dos milenios, en Belén de Judea, cumpliendo así las profecías de Isaías y de Miqueas.

La verdadera razón detrás de la reciente y creciente práctica de ya no celebrar la Navidad

La Navidad ha sido celebrada por la cristiandad durante siglos, y ha continuado aun después de la Reforma Protestante del siglo dieciséis. En Latinoamérica también se celebró desde los días cuando llegaron las primeras denominaciones evangélicas hasta muy recientemente, cuando con diversos pretextos y argumentos, algunos predicadores influyeron para disuadir a muchos de no celebrarla. Para ocultar sus verdaderas razones, han convencido a los hermanos con los argumentos ya citados:

- No se sabe la fecha exacta; el 25 de diciembre se tomó de una fiesta pagana.

- El mundo la celebra con excesos; aun los cristianos caen en algunos de ellos.

- El árbol de Navidad es de origen pagano; y muchos parecen aun honrarlo.

- Se han introducido elementos extraños; uno de ellos es el intruso Santa Claus.

La verdadera celebración es que Cristo nazca en los corazones

Abundan las historias de muchos que se convirtieron, o volvieron al redil, y de otros que fueron edificados durante los servicios navideños en diversas partes del mundo, después que en las iglesias se relató una vez más la razón para la venida de Cristo como hombre al mundo: vivir una vida santa y entregarla como expiación por el pecado al morir en la cruz del Calvario.

La Navidad apunta a la Cruz. No puede hablarse de la Navidad sin enfatizar su propósito principal: que el Verbo se hiciera carne, para poder redimirnos. En Hebreos 10:1-10 leemos:

“La Ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan. De otra manera cesarían de ofrecerse, pues los que tributan este culto, limpios una vez, no tendrían ya más conciencia de pecado. Pero en estos sacrificios cada año se hace memoria de los pecados, porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados. Por lo cual, entrando en el mundo [el Hijo de Dios] dice: ‘Sacrificio y ofrenda no quisiste, mas me diste un cuerpo. Holocaustos y expiaciones por el pecado no te agradaron. Entonces dije: -He aquí, vengo, Dios, para hacer tu voluntad, como en el rollo del libro está escrito de mí-’. Diciendo primero: ‘Sacrificio y ofrenda, holocaustos y expiaciones por el pecado no quisiste, ni te agradaron’ -cosas que se ofrecen según la Ley-, y diciendo luego: ‘He aquí, vengo, Dios, para hacer tu voluntad’, quita lo primero para establecer esto último. En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre.”

Actualmente y por todos lados, hay miles de personas que creen y viven de acuerdo con las ideas de Hegel, Rousseau, Marx, Darwin, Freud, Jung, etc. y ni siquiera saben quiénes fueron ellos, ni donde vivieron, ni cuándo. Es más, justifican y defienden su forma de vivir esgrimiendo las afirmaciones de estos personajes y aun las transmiten a otros como verdades irrefutables.

Igualmente, hoy hay muchos cristianos que se oponen a celebrar la Navidad y desconocen que su origen se halla en la primera gran herejía que el Cristianismo tuvo que enfrentar en los primeros dos siglos de la historia de la Iglesia, y contra la cual fueron escritos, entre otros, el Evangelio de Juan, las Epístolas de Juan y la Epístola a los Colosenses, fue el pernicioso gnosticismo. Esta falsa doctrina, que es una síntesis de la filosofía griega, egipcia, babilónica, siria, etc., era ya una seria amenaza para el cristianismo en los días de los apóstoles, en el primer siglo. Alcanzó su mayor virulencia en el segundo siglo y, después de ser atacada valientemente y derrotada por los fieles cristianos conocedores de las Escrituras, comenzó a declinar hasta quedar reducida a unas cuantas sectas.

Tristemente, el gnosticismo volvió a resurgir entre los filósofos del Nuevo Pensamiento en los Estados Unidos en la segunda mitad del siglo diecinueve. Allí evoluciónó y, escondido detrás del disfraz de diversas iglesias nuevas (como la Ciencia Cristiana y la Escuela Unitaria del Cristianismo, también conocida como Unity), que no tienen raíces en la Reforma Protestante del siglo dieciséis, ha logrado influir y contaminar en diversos grados a las iglesias evangélicas históricas, minando los postulados bíblicos que éstas han creído y sostenido.

Una de las más nefastas enseñanzas del gnosticismo es su desprecio por el mundo material y por el cuerpo físico. Entre las diversas sectas gnósticas que surgieron durante el primero y el segundo siglo, varias incorporaron ideas del cristianismo y se dio un sincretismo que ha sido impropiamente llamado “gnosticismo cristiano.” Estas sectas enfrentaron un gran problema al tratar de explicar los relatos bíblicos de la encarnación y el nacimiento de Cristo, así como sus sufrimientos físicos, muerte en la cruz y su resurrección corporal, pues no aceptaban que Cristo hubiera nacido con un cuerpo material. Para ello elaboraron varias explicaciones. Otras sectas simplemente ignoraron los Evangelios inspirados del Nuevo Testamento, y aparecieron decenas de evangelios apócrifos, no inspirados, que ellas pretendían haber recibido de sus fundadores. Varios de estos libros eran atribuidos a algunos apóstoles u otros personajes prominentes.

Algunos gnósticos afirmaban que Jesús apareció ya como adulto y que no había nacido como un niño en Belén. Otros hacían la distinción entre el humano Jesús de Nazaret, y Cristo, el Hijo de Dios Eterno. Decían que el Cristo eterno entró en el hombre Jesús al ser bautizado y lo abandonó poco antes de morir. Otros afirmaban que Jesucristo nunca tuvo un cuerpo físico, y que sólo parecía tenerlo; y que los apóstoles convivieron con una aparición, o fantasma, que nunca tuvo cuerpo material, sino sólo aparentaba tenerlo, a lo cual se le conoce como docetismo.

Si los gnósticos desprecian el mundo material y el cuerpo humano, y no pueden aprobar la celebración de la Navidad, ni la resurrección corporal del Señor Jesucristo, esto explica la tendencia creciente entre muchas iglesias al no celebrar el nacimiento de Jesús, ni su resurrección. El lector puede comprobarlo al preguntar en una congregación donde haya hermanos de diferentes iglesias, cuántos celebraron la Navidad y el Domingo de Resurrección el año pasado. Sin saberlo, muchos cristianos han estado colaborando con el gnosticismo al dejar de celebrar la Navidad y la Resurrección, que son buenas ocasiones para proclamar dos doctrinas básicas del Evangelio:

a) la encarnación de Jesús para efectuar Su sacrificio expiatorio y redimirnos. Hebreos 10:5, 10.

b) su triunfo sobre la muerte al resucitar como primicias de los santos. 1 Corintios 15:20.

Cristianos, proclamemos con gozo estos dos grandes eventos en la vida de Jesucristo.

Es notorio que en las últimas dos décadas se han producido muy pocas composiciones musicales navideñas. Y más notorio y lamentable es el hecho de que los líderes no se han dado cuenta de este fenómeno, pues no lo han comentado, ni escrito sobre ello, ni sugerido a los compositores que enriquezcan la música navideña cristiana. Es triste ver cómo ha ido desapareciendo el programa de actividades de muchas iglesias para conmemorar la Navidad. No se ha hecho ninguna evaluación de esta tendencia, ni se ha tomado ninguna iniciativa por revertirla.

¿Quiénes han estado difundiendo estas enseñanzas en contra de recordar la Navidad? Los neo-gnósticos y sus discípulos dentro de las iglesias evangélicas, quienes han utilizado los medios de comunicación para difundir sus enseñanzas. Por esta razón, urge que cada pastor y líder laico de la iglesia conozca la historia del gnosticismo. Mejor dicho, cada creyente de la iglesia debería saber cómo el gnosticismo ha afectado al cristianismo a través de los siglos, y cómo continúa aún minando la fe cristiana en diversas formas.

La responsabilidad de todo líder es alertar debidamente a quienes él tiene a su cargo, para que no se dejen arrastrar por cualquier corriente por medio de la radio, la televisión, la literatura, o las enseñanzas que se imparten en diversas convenciones, congresos, cursillos y demás eventos a los cuales se asiste sin aplicar el discernimiento.

Buenas razones para celebrar la Navidad

- Contrarrestar la influencia del gnosticismo que ya ha disuadido a muchos cristianos para no celebrar dos grandes eventos en la humanidad de Jesucristo: Su milagrosa encarnación y nacimiento y Su gloriosa resurrección.

- Proclamar el propósito de la encarnación de Jesucristo: vivir una vida santa y ejemplar, para entregarla como expiación por el pecado de la humanidad, al morir en la cruz del Calvario.

- Aprovechar el feriado de fin de año para que las personas asistan a las diversas celebraciones navideñas: cantatas, convivios, dramas, servicios de predicación, talleres de manualidades, comidas especiales, proyectos de servicio a los necesitados en asilos, hospitales, cárceles, etc.

- Cultivar los talentos de los hermanos de la Iglesia para presentar el Evangelio en esta época, enfatizando la participación de los niños y los jóvenes.

- Proveer oportunidades para que los hermanos conozcan los frutos de cultura cristiana inspirada en la Navidad: literatura: (drama, poesía, prosa), música, arte, etc., y la puedan leer, memorizar y, más adelante, también enriquecerla, crearla y compartirla, a través de la dramatización, el canto, la ejecución musical, etc.

- Cantar y deleitarse con la inspiración de poetas y compositores de las diversas denominaciones cristianas, quienes nos heredaron los himnos de Navidad.

- Estimular a los compositores cristianos a enriquecer la himnología sobre la Navidad (y la resurrección de Jesucristo).

Recordamos aquí uno de esos bellos himnos llamado "Lugar para Cristo".

Tú dejaste tu trono y corona por mí,
Al venir a Belén a nacer;
Mas a ti no fue dado el entrar al mesón,
Y en pesebre te hicieron yacer.

Coro:

Ven a mi corazón, oh Cristo,
Pues en él hay lugar para ti.
Ven a mi corazón, oh Cristo, ven.
Pues en él hay lugar para ti.

Alabanzas celestes los ángeles dan,
En que rinden al verbo loor;
Mas humilde viniste a la tierra, Señor,
A dar vida al más vil pecador.

Siempre pueden las zorras sus cuevas tener,
Y las aves sus nidos también;
Mas el Hijo del Hombre no tuvo un lugar
En el cual reclinara su sien.

Tú viniste, Señor, con gran bendición
Para dar libertad y salud;
Mas con odio y desprecio te hicieron morir,
Aunque vieron tu amor y virtud.

Alabanzas sublimes los cielos darán,
Cuando vengas glorioso de allí,
Y tu voz entre nubes dirá:
“Ven a mí, que hay lugar junto a mí para ti”.

Escuche el Himno "Lugar para Cristo" en video:


La importancia del relato del nacimiento de Jesús en la Biblia

Mateo emplea dos de sus 28 capítulos para relatar el nacimiento de Jesús: en total 48 versículos. Lucas usa dos de sus 24 capítulos para relatar los hechos alrededor del nacimiento del Señor: un total de 132 versículos. En total, para relatar las circunstancias de la natividad del Señor Jesús en Mateo y Lucas suman 180 versículos.

¿Sabía usted que esta cantidad de versículos es mucho más que cada uno de los siguientes veinte libros de la Biblia, y aun más que varios de ellos combinados:

Ester, 167 versículos; Santiago, 108; Lamentaciones, 154; Cantares, 117; 1 Pedro, 105; 1 Juan, 105; Rut, 85; Joel, 73; 2 Pedro, 61; Habacuc, 56; Malaquías, 55; Sofonías, 53; Nahum, 47; Jonás, 48; Hageo, 38; Filemón, 25; Judas, 25; Abdías, 21; 1 Juan, 13; 2 Juan, 15.

¿Qué queremos decir con esto? Si el relato del nacimiento de Jesús ocupa un espacio mayor que cada uno de veinte libros de las Sagradas Escrituras (12 en el Antiguo Testamento y 8 en el Nuevo Testamento), tales porciones merecen ser leídas en forma especial al menos una vez al año. No sólo por su longitud, sino por su hermoso contenido, el relato de que aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.

En la porción sobre el nacimiento de Jesús en Mateo se habla de:

- Su genealogía, 1:1-17.
- El anuncio de su nacimiento a María y a José, 1:18-20.
- Los nombres que se darían al niño: Jesús y Emanuel, 1:21-25.
- La visita de los magos del oriente, 2:1-12.
- La matanza de los inocentes en los alrededores de Belén,
- La huida de José, María y Jesús a Egipto y el retorno Nazaret, 2:13-23.

En la porción sobre el nacimiento de Jesús en Lucas se habla de:

- El anuncio del nacimiento del precursor de Jesús, Juan el Bautista, 1:5-25.
- El anuncio del nacimiento de Jesús a María, 1:26-38.
- La visita de María a Elizabet, madre de Juan el Bautista, 1:39-45.
- La alabanza de María, 1:46-56.
- Nacimiento de Juan el Bautista, 1:57-66.
- La profecía de Zacarías exaltando la llegada del Mesías, 1:67-80.
- El nacimiento o natividad de Jesús, 2:1-7.
- El anuncio de los ángeles a los pastores y la visita de éstos a Jesús, 2:8-20.
- La presentación de Jesús en el Templo y las alabanzas de Simeón y Ana, 2:21-38.
- El retorno a Nazaret, 2:39-40.
- La visita de Jesús al templo a los doce años, 2:41-52.

En resumen

La Navidad es una ocasión especial para que los niños y jóvenes convivan en armonía, cultiven sus habilidades para la actuación, declamación, canto, etc., y trabajen en equipo para presentar un programa navideño a los hermanos en el seno de la iglesia, y a otras personas fuera de ella.

La Navidad es buena ocasión para compartir con las personas que tienen menos posibilidades y pasan por días tristes en hospitales, asilos, cárceles, etc. Se pueden realizar proyectos para recaudar fondos y obsequiar ropa, comida, Biblias, etc. Al entregarlos se pueden combinar con el canto de himnos navideños, mensajes evangelísticos y oración por las diferentes necesidades de las gentes.

La celebración de la Navidad también tiene un aspecto familiar: la cena navideña con toda la familia. Ya que el fin del año está a sólo una semana, puede aprovecharse para un servicio de acción de gracias por todo lo recibido durante él: el trabajo, la vida escolar, el cuidado y la provisión de Dios, etc.

Esperamos que a la renuencia a celebrar la Navidad por influencia del neo-gnosticismo, no se sume también la pereza de algunos líderes para preparar a los niños y jóvenes, tratando de evitar el largo período de preparación y ensayos que un programa navideño demanda. O porque no hay líderes que puedan imponer la necesaria disciplina para llevar a cabo todo lo que requiere y conlleva la elaboración de un programa navideño.

Para finalizar, llamamos al pueblo cristiano a reflexionar:

a. A quienes aún celebran el nacimiento de Jesucristo (y Su resurrección), a continuar celebrándolo y aun enriqueciéndolo con su creatividad.

b. A quienes han dejado de celebrar el nacimiento de Jesucristo (y Su resurrección), a evaluar si no vale la pena utilizar estas ocasiones para proclamar estos hechos importantes en la vida de Jesús, los cuales son bases fundamentales de nuestra fe: Su encarnación y Su victoria sobre la muerte. Estas dos celebraciones proveen muchos temas para presentar el Evangelio.

Personalmente creo que es más conveniente conmemorar la Navidad el 25 de diciembre, porque el ambiente y el contexto son los adecuados. Sin embargo, con tal que se conmemore la encarnación del Hijo de Dios, presento las siguientes sugerencias:

- Si los líderes y la iglesia no aceptan la celebración el 25 de diciembre, háganlo en cualquier ocasión del año: abril, julio, agosto… (la verdad es que no lo hacen en ninguna otra ocasión).

- Si tienen prejuicios acerca del árbol navideño, no lo incluyan. No es esencial.

- Si piensan que lo importante que Jesús nazca en los corazones de las personas, aprovechen la oportunidad para predicar mensajes evangelísticos, usando las porciones de Mateo 1 y 2, y Lucas 1 y 2, que son ricas en temas para presentar el plan de salvación.

- Si creen que en la Navidad se ha caído en excesos de gastos, comidas, bulla, y cosas innecesarias, no las hagan. Celébrenla modesta, sobria, tranquila y solemnemente, como un ejemplo de la forma correcta de conmemorarla, que pueda enseñar a otros.

Para tener un programa de Navidad sencillo y solemne, sugerimos:

- Acción de gracias a Dios por enviarnos a Su Hijo a nacer como un humano, para llevar a cabo la redención de la humanidad.

- Lectura de las porciones en Mateo 1 y 2; y en Lucas 1 y 2, y exaltar la encarnación de Jesús y cómo Su vida en esta tierra afectó radicalmente a toda la humanidad.

- Cantar un buen número de himnos navideños.

- Orar por los necesitados y compartir con otros algo de lo mucho que Dios nos ha dado.

- Agradecer a Dios por su provisión, amor y cuidado durante el año que termina.


- Y cualquier otra idea edificante que su propia iglesia desee incluir.

Así, pues, sin Santa Claus, sin árbol navideño, en febrero o en septiembre, sin excesos de ninguna clase, pero con un profundo sentir de gratitud a Dios Padre por enviarnos a Su Hijo amado, para darnos ejemplos con Su vida santa, dejarnos de Su propia boca profundas enseñanzas y finalmente expiar nuestros pecados por Su muerte, recordemos la Navidad.

Si Dios anunció el nacimiento de Jesús en tierras lejanas a los sabios magos, y creó un fenómeno luminoso que llamamos la estrella de Belén, para conducirlos hasta el pesebre a rendirle adoración como el niño rey, que era Dios. ¿Por qué no hemos de recordar nosotros ese acontecimiento en una fecha especial?

Si Dios anunció siete siglos antes, por medio del profeta Isaías, que Jesús nacería milagrosamente de una virgen por obra del Espíritu Santo; y anunció por medio del profeta Miqueas que nacería en la aldea de Belén, la ciudad de David, de quien Jesús era descendiente según la carne. ¿Por qué no recordar aquella noche y aquel pueblo en que María dando una lección de humildad y obediencia dio a luz a quien sería el Salvador nuestro?

Si Dios sacó de la invisibilidad a las huestes celestiales y al hacerse visibles iluminaron el cielo y los campos de Belén para que los pastores de Belén supieran que había llegado por fin la promesa de un Mesías Salvador, y si en medio de aquel gran resplandor esas huestes hicieron resonar los ámbitos celestes diciendo: “Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz y buena voluntad para los hombres”. ¿Por qué no repetimos una vez más ese mensaje al mundo de alrededor, tan necesitado como el mundo de aquel entonces?

Si Dios convocó al pesebre a ricos y a pobres, a los instruidos y a los de pocas letras, a los de lejos y a los de cerca, enfatizando así la universalidad del Evangelio de Jesús, que fue llamado así porque vino a salvar a Su pueblo de sus pecados. ¿Por qué no demostramos cada año en forma especial la alegría de aquella noche sin par?

No les hagamos el juego a los neo-gnósticos, que han usado argumentos falsos para disuadir a muchos cristianos de no celebrar la Navidad. Lea 1 Juan 4:2, 3; 2 Juan 1:7-11.

Celebremos la Navidad y conmemoremos el acontecimiento glorioso de la encarnación de Jesús.

Artículos Relacionados:

18/12/11 - ¿Qué debemos celebrar los cristianos? ¿Saturnalia o Navidad? (Hno. Gonzalo Vega)

11/12/11 - ¿Existe el espíritu de la Navidad? (Pr. Miguel Rosell)

28/11/10 - El significado verdadero de la Navidad (Pr. John MacArthur)

Noticias Relacionadas:

10/12/10 - Ecografía del ‘Jesús no nacido’ inunda Inglaterra para recordar el sentido de Navidad

04/12/10 - EEUU: Carteles con ‘pesebres ateos’ contra ‘el mito’ de la Navidad

21/11/09 - Los ideólogos de Hitler fabricaron una Navidad sin el Jesús judío

25/12/08 - Más de dos tercios de los londinenses creen que la Navidad no fue algo real

22/12/08 - Teoría de Kepler sobre la estrella de Belén, avalada por la arqueología y astronomía

25/12/07 - La verdadera estrella de Navidad nació en Belén

21/12/07 - EEUU: Algunos grupos cristianos rechazan la fiesta secular de la Navidad

05/12/06 - «The Nativity Story», una película con mensaje cristiano para esta Navidad

10/12/10

Diseño inteligente, ¿apariencia o realidad?

Domingo 05 de Diciembre del 2010



Por: Dr. Antonio Cruz*

La biología experimentó durante el pasado siglo XX tres grandes revoluciones. La primera fue la revolución darwiniana, que introdujo en la ciencia la creencia del origen único de todos los seres vivientes, incluido el propio hombre. Se empezó a aceptar que la complejidad y el aparente diseño de todo lo vivo se debía sólo a las leyes de la evolución que actuaron al azar sobre la materia simple y desordenada. La segunda revolución vino provocada por el descubrimiento del ADN como molécula poseedora de la información genética de los organismos. Y la tercera, que en mi opinión se opone a la primera, es la revolución que supone el descubrimiento de la universalidad del diseño genético de los animales.

Hoy se ha hecho evidente que todos los habitantes de este planeta presentan un plan original escrito en sus genes, minuciosamente concebido para que sean como son y puedan sobrevivir en el medio que lo hacen o adaptarse a otro, si es que las condiciones lo requieren. Frente al azar propuesto por la primera revolución, se alza el diseño que viene de la mano de la tercera.

Uno de los pensadores que desarrollaron el argumento acerca del diseño inteligente que evidencia la naturaleza, fue el teólogo protestante y filósofo inglés del siglo XVIII, William Paley (1743-1805) en su Teología natural.

En el párrafo inicial de dicha obra escribió las siguientes palabras: “Supongamos que, al cruzar un brezal, mi pie tropezara con una piedra, y me preguntaran cómo llegó la piedra a estar allí; yo podría responder que, según mis conocimientos, la piedra pudo haber estado allí desde siempre; y quizá no fuera muy fácil demostrar lo absurdo de dicha respuesta. Pero supongamos que encontrara un reloj en el suelo, y me preguntaran cómo apareció el reloj en ese lugar; ni se me ocurriría la respuesta que había dado antes, y no diría que el reloj pudo haber estado ahí desde siempre. ¿Pero por qué esta respuesta no serviría para el reloj como para la piedra, por qué no es admisible en el segundo caso como en el primero? Pues por lo siguiente: cuando inspeccionamos el reloj, percibimos algo que no podemos descubrir en la piedra, que sus diversas partes están enmarcadas y unidas con un propósito, es decir, que fueron formadas y ajustadas para producir movimiento, y que ese movimiento se regula para indicar la hora del día; que si las diferentes partes hubieran tenido una forma diferente de la que tienen, o hubieran sido colocadas de otro modo o en otro orden, ningún movimiento se habría realizado en esa máquina, o ninguno que respondiera al uso que ahora tiene. [...] Observando este mecanismo, se requiere un examen del instrumento, y quizás un conocimiento previo del tema, para percibirlo y entenderlo; pero una vez observado y comprendido, como decíamos, es inevitable la inferencia de que el reloj debe tener un creador, que tiene que haber existido, en algún momento y lugar, un artífice o artífices que lo formaron para el propósito que actualmente sirve, que comprendió su construcción y diseñó su uso” (Behe, 1999, La caja negra de Darwin: 261-262).

Paley concluyó de este razonamiento que, de la misma manera, los seres vivos que pueblan la Tierra son altamente complejos y, por tanto, demandan la existencia de un Creador que los haya planificado. Fue muy criticado por culpa de las exageraciones que empleó en algunos de sus argumentos pero, en mi opinión, en éste del reloj jamás ha podido ser refutado. Ni Darwin ni ninguno de sus seguidores hasta hoy han sido capaces de explicar cómo es posible que un sistema tan complejo como un reloj (irreductiblemente complejo según Behe), se haya podido originar sin la intervención de un relojero que lo diseñara.

Sin embargo, hubo serios intentos de rebatirlo, como el del filósofo David Hume, quien arguyó que el argumento del diseño no era válido porque comparaba dos cosas que, en su opinión, no se podían comparar: una máquina y un organismo biológico. Es verdad que en aquella época no se podían comparar. No obstante, los avances de la bioquímica se han encargado de demostrar que Hume no tenía razón. Hoy se sabe que ciertos mecanismos biológicos son capaces de medir el tiempo como si fueran relojes.

Las células que controlan los latidos del corazón, el sistema hormonal que es capaz de iniciar la pubertad o la menopausia, las proteínas que ordenan a las células cuándo se tienen que dividir, y otros similares indican que la analogía entre un organismo viviente y un reloj no es tan disparatada. Además muchos de los componentes bioquímicos de la célula actúan como engranajes, cadenas flexibles, cojinetes o rotores similares a los que tienen los relojes. Los mecanismos de realimentación que se emplean en relojería también se dan en bioquímica. Incluso es posible que en el futuro se pueda llegar a diseñar relojes mediante materiales exclusivamente biológicos. Por tanto, la crítica de Hume ha quedado anticuada y ha sido descartada por los descubrimientos de la bioquímica moderna.

Otro argumento contrario al diseño inteligente es el de la imperfección. Si hay -se dice- un Creador sabio que diseñó la vida en este planeta, entonces debió hacerlo todo de manera perfecta, ¿por qué pues existen las imperfecciones? ¿Por qué posee el ojo humano un punto ciego? ¿A qué se debe el derroche de tantos genes sin función como existen en el ADN? ¿Por qué hay órganos rudimentarios que no tienen función? ¿No encaja todo esto mucho mejor con la selección natural al azar que con una planificación inteligente? Este presuntuoso razonamiento se basa en la equivocación de creer que se conoce la mente o los motivos del Creador. Si algo no concuerda con la concepción humana de cómo deberían ser las cosas, entonces se concluye que no puede existir tal proyectista original.

Sin embargo, es posible recurrir aquí a una analogía entre el diseñador por excelencia y los padres humanos. Piénsese, por ejemplo, en la educación de los hijos. ¿Otorgan siempre los padres a sus pequeños todo aquello que éstos les piden? ¿No hay muchos progenitores que niegan a sus descendientes los mejores juguetes, o los más caros y sofisticados, con el fin de no malcriarlos o de que aprendan a valorar el dinero? A veces, lo mejor no es lo más conveniente. El argumento de la imperfección pasa por alto el hecho de que el Creador pudo tener muchas razones para hacer las cosas como las hizo y que aquello que en la actualidad se considera como óptimo, no tenía por qué serlo también en los planes del diseñador.

Pretender realizar un análisis psicológico del Creador que revele los motivos de su actitud es una tarea muy arriesgada, a no ser que él mismo manifestara su finalidad. También es posible que muchas de las imperfecciones que existen actualmente en el mundo natural no hayan sido diseñadas así desde el principio, sino que se deban a degeneraciones genéticas provocadas por los cambios y la influencia del medio ambiente.

El argumento que supone que un Creador sabio habría hecho el ojo de los animales vertebrados sin punto ciego y que, por tanto, lo más razonable sería creer que éste fuera el producto de la evolución darwiniana no dirigida, se basa en un sentimiento emocional de cómo deberían ser las cosas y no en el rigor científico. Pues, lo cierto es que cuando se analiza a fondo la bibliografía especializada, no se descubren pruebas que demuestren cómo es posible que la selección natural, actuando sobre las mutaciones al azar, sea capaz de originar uno ojo con su punto ciego o cualquier otro órgano irreductiblemente complejo. “Un observador más objetivo sólo llegaría a la conclusión de que el ojo de los vertebrados no fue diseñado por una persona a quien le impresionara el argumento de la imperfección” (Behe, 1999: 277).

Tampoco la existencia de los órganos vestigiales, (como los ojos rudimentarios de los insectos cavernícolas o de algunos topos que viven siempre en la oscuridad, las pequeñas patas de ciertos lagartos parecidos a serpientes, la pelvis reducida de las ballenas o la existencia de seudogenes) es capaz de destruir el argumento del diseño inteligente. El hecho de que no se haya descubierto todavía la función de una determinada estructura no significa que carezca de ella. Antes se pensaba, por ejemplo, que las amígdalas no servían para nada. Hoy se sabe que poseen una función importante dentro del sistema inmunitario. Lo mismo puede decirse del apéndice cecal en el intestino, que es un órgano linfoide que participa también en la producción de defensas contra las infecciones.

La lista con más de 200 órganos humanos considerados rudimentarios a principios del siglo XX, se ha ido reduciendo hasta prácticamente desaparecer ya que se ha descubierto que cada uno de ellos cumple con alguna función útil por reducida que sea. Se ha señalado que la pelvis en las ballenas hace posible la erección del pene en el macho y contribuye a la contracción de la vagina en la hembra. Parece que los seudogenes no forman proteínas, pero deducir de esto que no sirven para nada es una conjetura arriesgada y prematura que se basa en suposiciones. Más adelante veremos que sí tienen una importante misión. Pero incluso aunque carecieran de alguna función, esto tampoco explicaría cómo se habrían podido producir por selección natural. De todo ello puede deducirse que el argumento de la imperfección es incapaz de refutar la creencia en un Creador original.

Lo que está ocurriendo actualmente es que la teoría del diseño inteligente que se opone al darwinismo, está cobrando cada vez más adeptos en el estamento científico. Son ya bastantes los estudiosos de prestigio que se han quejado de los planteamientos propuestos por el evolucionismo darwinista que parecen conducir inevitablemente a un callejón sin salida para sus investigaciones.

En este sentido el profesor Chauvin confiesa al principio de su obra: “Somos personas centradas en la práctica, con los pies en el suelo: lo que nos interesa de una teoría es que sea eficaz, que inspire experimentos. Ahora bien (y ya estoy oyendo chillar a algunos fanáticos), ¿reúne el darwinismo todavía estas condiciones? Es innegable que el darwinismo le ha dado un gran impulso a la biología, ¿pero puede Darwin todavía aportarnos algo? Creo que no, y no solo porque se hayan proferido demasiados disparates y errores en su nombre. [...] Me parece que desde hace años la convicción de que el darwinismo era la respuesta definitiva ha paralizado la investigación en otras direcciones; [...] hoy día no tenemos ninguna alternativa al darwinismo, salvo la de buscar una nueva teoría, cosa que hasta ahora no se ha intentado seriamente” (Chauvin, 2000, Darwinismo, el fin de un mito: 14).

Sin embargo, casi al final de su libro propone la siguiente idea: “Planteo la hipótesis de que podría haber dos programas, el de la doble hélice primero, relativamente a corto plazo, y otro programa a muy largo plazo, situado sin duda en el citoplasma, y del cual dependería la auténtica evolución de las especies. Esta hipótesis, en apariencia gratuita, podría desembocar en experimentos interesantes” (Chauvin, 2000: 281). Rémy Chauvin está convencido de que las especies han evolucionado, pero no mediante los mecanismos que propone el darwinismo sino por medio de algún programa todavía desconocido que debe estar escrito en el interior de las células. Pero si esto es así, la existencia de un programa requiere también la de un diseñador. Según sus propias palabras: “...no seamos hipócritas: cierto es que todo programa supone la existencia de un programador, y ninguna acrobacia dialéctica puede llevarnos a esquivar esta dificultad”.

De manera que la teoría de un diseño inteligente puede convertirse en un nuevo paradigma científico capaz de revolucionar la ciencia en el tercer milenio. A partir de ahora, si se abandonan los principios de Darwin, quizá será posible plantear experimentos que permitan demostrar qué sistemas biológicos fueron diseñados originalmente por el Creador y qué otros pudieron aparecer por mecanismos derivados de esa primera planificación.

La aceptación del diseño inteligente será sin duda capaz de hacer avanzar el conocimiento científico de los orígenes, tema que durante muchos años ha permanecido prácticamente estéril. Esto no significa que, de repente, todos los científicos tengan que volverse creyentes en el Dios de la Biblia (¡ojalá fuera así!), sino que de la misma manera en que es posible estudiar un meteorito que hace miles de años impactó con el planeta, analizando los elementos químicos que dejó esparcidos en un determinado lugar de la superficie terrestre, también resulta posible para la ciencia comprobar los efectos que un diseñador inteligente dejó patentes en los organismos vivos.

Es cierto que ninguna teoría científica puede imponer la creencia en Dios por la fuerza de la razón. La detección del diseño en el mundo natural no es capaz de facilitar información acerca del carácter del diseñador. Los investigadores ateos o agnósticos seguramente continuarán creyendo que la inteligencia creadora surgió de misteriosos alienígenas, que sembraron la Tierra con esporas vitales en una “panspermia dirigida” (lo cual no hace sino retrasar el problema del origen de la vida), o en cualquier otra hipótesis, mientras que los creyentes, como es obvio, preferiremos aceptar que el diseñador fue el Dios personal que se revela en la Escritura. Pero, a pesar de que la identidad del diseñador es ignorada por la ciencia, lo cierto es que ésta se abre por completo a la necesidad de su existencia. La gran revolución que debe asumir la comunidad científica en el siglo XXI es que la vida no procede de simples leyes naturales como se pensaba hasta ahora, sino de un diseño realizado por un agente inteligente. Y para los cristianos, desde la perspectiva de la fe, tal agente seguirá siendo el Dios de la Biblia.

La censura al argumento del diseño se ha fundamentado, durante más de un siglo, en la teoría darwinista de la selección natural. Según ella todos los seres vivos de este planeta habrían surgido por medio de la combinación del azar y la poderosa selección natural. Aunque pudiera parecer que tales formas vivas muestran indicios de diseño o de estar orientadas hacia una finalidad concreta, lo cierto sería más bien todo lo contrario. La selección natural no hace planes de futuro, no tiene visión para anticipar las cosas, ni intenciones previas, ni diseño inteligente, ni nada de nada. Es, en cualquier caso, como un relojero ciego y sin voluntad. De ahí que, según este criterio, no resulte posible comparar un reloj con un ser vivo.

Siempre me ha sorprendido la credulidad que hay que tener para aceptar tales planteamientos. ¿Cómo no ver que cuando se multiplica azar por azar sólo puede surgir más azar? ¿Acaso no es un salto de fe asumir que el producto de la casualidad de las mutaciones por la casualidad de la selección natural que actúa en el medio ambiente, sea capaz de dar lugar a estructuras tan poco azarosas o casuales como el cerebro humano? ¿Cómo se puede pensar que esto sea un hecho científico? Es evidente que la selección natural ciega se da en la naturaleza, de la misma manera que la selección artificial dirigida por el hombre se da también en las granjas y corrales, pero que sus efectos sean tan asombrosamente creativos como para producir, prácticamente de la nada, la maravillosa diversidad y el diseño de los seres vivos, es algo contrario al sentido común y a toda lógica.

Incluso aunque se siga esta misma línea de razonamiento evolucionista, se llega pronto a un importante absurdo: ya que el relojero que fabricó el reloj es un ser humano y, según el darwinismo, producto también del azar y la selección natural, entonces deberíamos admitir necesariamente que su obra artesanal, el reloj, fue fabricado sin finalidad alguna, sin previsión, sin plan de futuro, ya que procede de un individuo que habría sido creado de esa forma. ¿Cómo puede un ser surgido por casualidad originar obras con finalidad? ¿Es capaz lo incausado de diseñar y ser causa de algo? ¿No resulta todo esto, en el fondo, insensato e inaceptable?

La objeción evolucionista al argumento del diseño ha entrado hoy en una grave crisis ya que su principal apoyo, el mecanismo de la selección natural, se ha puesto en entredicho por parte de los propios científicos transformistas. A lo largo de la década de los setenta el paleontólogo, Stephen Jay Gould, fue uno de los primeros en perder la fe en la selección natural y en inducir también a otros a perderla. Al constatar las importantes lagunas del registro fósil y darse cuenta de que la mayoría de las especies petrificadas aparecían ya perfectamente formadas en los estratos, entendió que el gradualismo propuesto por Darwin, así como su método de la selección natural, no podían explicar los hechos. Entonces propuso otra teoría, la del equilibrio puntuado, en la que se evidenciaba su deseo de encontrar un mecanismo genético mucho más rápido que la selección natural y que no requiriera tantos fósiles intermedios como el darwinismo.

Actualmente el evolucionismo esta dividido en tres bandos: los neodarwinistas ortodoxos que se mantienen fieles a la selección natural, aquellos otros que prefieren la estabilidad de las especies a lo largo de toda su existencia, tal como propone el equilibrio puntuado, pero con grandes cambios adaptativos originados, según se cree, en breves momentos y en áreas geográficas muy restringidas, y, por último, quienes conciben la evolución como una mezcla de ambos planteamientos.

No obstante, esta diversidad de criterios indica que el hipotético mecanismo de la evolución sigue sumido en la más absoluta oscuridad. Hoy por hoy, las teorías de la selección natural continúan basándose en suposiciones no demostradas, pues extrapolar los resultados de experimentos que sólo han durado unos meses, a la inmensidad de los tiempos geológicos, constituye una auténtica extravagancia (Chauvin, 2000). De manera que el tradicional argumento del diseño continúa con la misma irrefutable validez que en los días de Newton, Tomás de Aquino o el mismo William Paley.



* El doctor Antonio Cruz nació en Úbeda, provincia de Jaén (España) el 15 de julio de 1952. Es Pastor de la «Iglesia Evangélica Bethel» de Terrassa (Barcelona), Doctor en Biología por la Universidad de Barcelona (España) y Profesor del «Centro de Estudios Teológicos» en Barcelona. Es colaborador de la «Facultad Latinoamericana de Estudios Teológicos» (FLET) en al área de Maestría, con la cual ha participado en diversos Seminarios en Miami y Venezuela y autor de numerosos libros cristianos publicados por la Editorial CLIE y otras editoriales.

Noticias Relacionadas:


20/12/10 - Encuesta: 4 de cada 10 estadounidenses creen en el Creacionismo


21/04/09 - EEUU: Texas rechaza el Creacionismo en la escuela, pero abre la puerta al Diseño Inteligente

19/01/08 - Dos universidades españolas cancelan conferencias sobre el Creacionismo por presión de evolucionistas

23/04/08 - Documental «Expelled» que pone en duda las teorías de Darwin, llega a salas de EE.UU.

08/12/07 - Estadounidenses creen más en el infierno que en la teoría de Darwin

01/07/07 - EEUU: Museo Creacionista lleva la ciencia a nuevas alturas

30/05/07 - EEUU: Fundadores del Museo Creacionista cuestionan Teoría de las Especies de Charles Darwin

04/05/07 - EEUU: El «Museo de la Creación» presenta sus «Respuestas en el Génesis» en cinco mil metros

16/12/06 - EEUU: Crean museo para iniciar campaña de refutación de las teorías de Charles Darwin

12/12/06 - Pese a oposición, interés por Creacionismo crece en Inglaterra

Artículo Relacionado:

11/01/09 - Algunos frutos de la religión evolucionista

8/12/10

Piden a Tribunal Superior de Irán revertir sentencia de muerte a pastor evangélico

Miércoles 08 de Diciembre del 2010


TEHERÁN, Irán (The Christian Post) Un grupo de derechos humanos ha pedido a la Corte Suprema de Irán a anular inmediatamente la sentencia de muerte de un pastor evangélico.

La Campaña Internacional para los Derechos Humanos en Irán (International Campaign for Human Rights in Iran, ICHRI) hizo el martes un llamado en una declaración, en apoyo de Youcef Nadarkhani, de 32 años, quien fue acusado de apostasía. Su abogado también presentó una objeción a la sentencia al alto tribunal el domingo.

"Ejecutar a alguien sobre la base de la religión que elija practicar o no practicar es la forma más extrema de discriminación religiosa y desprecio a la libertad de conciencia y de creencias", dijo Aaron Rhodes, un portavoz de la Campaña.

Rhodes sostuvo que no hay artículos en el Código Penal Islámico de Irán que se refieran a la apostasía como un delito.

"Es el punto más bajo de cualquier sistema judicial condenar a una persona a muerte fuera de su propio marco jurídico", afirmó.

En septiembre del 2008, el Parlamento iraní aprobó una revisión del código penal que hace a la apostasía, o la conversión del Islam, castigable con la muerte. En junio del 2009, el Comité Jurídico y Judicial del Parlamento recomendó la eliminación de la revisión. No hay más información disponible acerca de un proyecto de ley del Código Penal, finalizó.

Nadarkhani se convirtió al Cristianismo a los 19 años de edad. Es miembro del ministerio de la Iglesia de Irán y pastor de una congregación de aproximadamente 400 personas en la ciudad norteña de Rasht.

Youcef Nadarkhani,
pastor evangélico iraní.

Fue detenido en octubre del 2009 después de que él se opuso a la práctica de obligar a los estudiantes cristianos de la escuela - incluyendo a sus propios hijos - a leer el Corán.

El 22 de septiembre, el 11 Juzgado Penal del Circuito de Apelaciones de la Provincia de Gilan confirmó la pena de muerte y condena de Nadarkhani por apostasía.

Durante el juicio, el pastor evangélico, nacido de padres musulmanes, dijo que fue presionado por sus interrogadores a decir que dejó el Islam por el Cristianismo. Pero insistió: "Yo no soy un apóstata... antes de los 19 años de edad no acepte ninguna religión", según lo informado por la Campaña Internacional para los Derechos Humanos en Irán (ICHRI).

De acuerdo con la campaña, el juez apoyó su opinión sobre los textos de los eruditos religiosos de Irán y también citó una disposición del Código Penal que permite a los jueces recurrir a su conocimiento personal al juzgar.

"Cada vez más, el poder judicial iraní, se aparta de cualquier forma reconocida de proceso, la emisión de juicios arbitrarios basados en leyes vagas y abiertas", dijo Rhodes. "Las leyes y las pruebas son cada vez más irrelevantes y sin relación con los resultados judiciales en Irán."

Varias fechas diferentes de su ejecución fueron anunciadas desde el juicio. Más recientemente, circularon rumores de que estaba programado para ser ejecutado el viernes pasado. Algunos grupos de derechos humanos creen que es un retraso para poner más presión sobre Nadarkhani para que abandone el Cristianismo.

La ejecución no ha sido programada y no tiene una audiencia de la apelación ante la Corte Suprema, de acuerdo a Present Truth Ministries, que asiste a la iglesia perseguida.

El pastor Youcef Nadarkhani con su esposa.

Tanto Present Truth y International Campaign for Human Rights in Iran (ICHRI) están llamando la atención sobre otro pastor evangélico que enfrenta una posible acusación de apostasía. Si es declarado culpable, él también será condenado a muerte.

Behrouz Sadegh-Khanjani, de 35 años, fue arrestado en junio y mantenido en confinamiento y trasladado a una cárcel. Su hermano, Firouz Sadegh-Khanjani, dijo a ICHRI que no ha recibido ninguna palabra de él.

"Esto es parte de una tendencia creciente en la persecución contra los cristianos", se lamentó Firouz, miembro del Consejo Ejecutivo de la Iglesia de Irán.

En particular, Firouz señaló que su hermano nació de padres cristianos y nunca fue un musulmán.

"Técnicamente hablando, el tribunal debe desestimar este cargo", dijo el abogado de Behrouz, Mahmoud Taravatrooy," pero el juez tiene que revisar las primeras acusaciones."

Taravatrooy también señaló que el pastor evangélico esta detenido ilegalmente. La detención de Behrouz Sadegh-Khanjani expiró el 18 de octubre.

El Islam es la religión oficial del estado en Irán. Los grupos religiosos pre-islámicos - zoroastrianos, cristianos y judíos - son reconocidas como minorías religiosas "protegidas" en la Constitución. Pero según el último Reporte de Libertad Religiosa Internacional del departamento de EEUU, la libertad religiosa en Irán ha seguido deteriorándose. Entre los 67 millones de personas en Irán, 300.000 son cristianos.

Noticias Relacionadas:

26/10/10 - Retrasan ejecución de pastor evangélico en Irán

3/12/10

Bolivia: Líderes evangélicos se reunen con presidente Evo Morales

Viernes 03 de Diciembre del 2010

Presidente Evo Morales.
















LA PAZ, Bolivia (CBN News / MundoCristiano.tv) Recientemente el presidente boliviano Evo Morales y líderes cristianos tuvieron un encuentro donde se analizaron diferentes temas de interés para la comunidad evangélica de esta nación. La reunión se efectuó en la residencia Presidencial de San Jorge en la Paz.

El reverendo Tito Montero, Presidente de Asociación Nacional de Evangélicos de Bolivia (ANDEB), manifestó en una carta enviada a las instituciones religiosas afiliadas, que una de las principales preocupaciones expuestas ante el mandatario es el proyecto de Reglamento de Culto, el cual no era del conocimiento del presidente.


“Conscientes de que el documento violaba los derechos fundamentales de libertad establecidos en la Constitución Política del Estado, el Presidente pidió que expongamos los aspectos más perjudiciales para la iglesia evangélica y las observaciones efectuadas”, dijo Montero.


Los líderes le solicitaron al dignatario que retirará el proyecto ya que viola derechos y libertades de la iglesia. Además, le solicitaron realizar más acciones que reconozca el trabajo social que efectúan.

“Proponiéndole a dicho fin, de que institucionalmente contábamos con un equipo de profesionales que pueden elaborar un Proyecto de Ley de Libertad Religiosa que podíamos poner a su consideración y coordinar con las autoridades pertinentes a fin de conseguir una normativa que beneficie a todos los bolivianos”, cita el escrito de Montero.


Asociación Nacional de Evangélicos de Bolivia (ANDEB).

Ante esta petición, el Mandatario manifestó que se retiraría el proyecto de Reglamento de Culto y aseguró que se debe respetar la identidad de la iglesia evangélica en igualdad de derechos con los demás grupos religiosos en Bolivia.

El Presidente Morales además aceptó que representantes de la Asociación Nacional de Evangélicos de Bolivia (ANDEB) en coordinación con el Ministro de Gobierno, Oscar Coca Antezana, trabajen en el proyecto de Ley de Libertad Religiosa o de Cultos y su respectivo reglamento. Este documento es promovido por las autoridades evangélicas y garantiza su accionar como congregaciones y entes de ayuda social.


“También se le hizo conocer (al Presidente) sobre una propuesta de educación que la iglesia evangélica había presentado al Ministro de Educación, y que lamentablemente, hasta la fecha tampoco había sido respondida”, añade Montero.


En medio del encuentro los representantes del sector evangélico oraron por el Presidente Morales y le agradecieron su compromiso con temas sensibles como el respecto a la vida y su negativa a proyectos que promuevan el aborto.


La Asociación Nacional de Evangélicos de Bolivia (ANDEB) continuará con el seguimiento de los acuerdos establecidos en el encuentro presidencial.


Noticias Relacionadas:

01/12/10 - Bolivia: Destituyen a funcionario que quería fiscalizar los diezmos de las iglesias

27/11/10 - Evangélicos bolivianos alertan que el Gobierno busca fiscalizar los diezmos

16/12/09 - Posible restricción al Evangelio en Bolivia tras la reelección de Evo Morales

19/01/09 - Evangélicos bolivianos se oponen a nueva Constitución por considerar que tiene principios ‘anticristianos’

04/12/08 - Bolivia confirma expulsión a evangélicos menonitas de tierras que considera estatales

07/10/08 - La crisis en Bolivia provoca salida de misioneros de EEUU tras servir muchos años

1/12/10

Bolivia: Destituyen a funcionario que quería fiscalizar los diezmos de las iglesias

Miércoles 01 de Diciembre del 2010

Viceministro Eugenio Mendoza.















LA PAZ, Bolivia (La Razón) El Gobierno alejó de su cargo a Eugenio Mendoza, viceministro de Gestión Institucional en la Cancillería, y negó que exista un proyecto de reglamento de cultos que, entre otros, intente controlar los diezmos que reciben las iglesias establecidas en el país.


“Queremos poner fin a esta polémica que se generó a raíz de la presentación de un documento de reglamentación que no tenía validez, porque no representaba la opinión del Gobierno. Ese documento se presentó a espaldas del presidente (Evo) Morales y del canciller (David) Choquehuanca”, explicó ayer, en conferencia de prensa, el portavoz del Palacio, Iván Canelas.


Acerca de la situación de Mendoza, agregó que “en ese sentido se dispuso que el responsable de haber entregado este documento sin conocimiento del Presidente, del Canciller y del Gobierno sea destituido de sus funciones. El viceministro encargado de este tema ha presentado renuncia a su cargo y por lo tanto no debería haber problema”.


Según la autoridad, el Ejecutivo no tiene la intención de categorizar a las iglesias en Bolivia, porque la Constitución Política del Estado establece, en su artículo 4, que hay libertad de culto. Afirmó que todas las iglesias tienen los mismos derechos, por lo que nadie goza de ninguna prerrogativa.


El sábado, La Razón publicó que la Asociación de Evangélicos de Bolivia, reunida en un encuentro de emergencia en Cochabamba, rechazó un proyecto de Reglamento de Cultos que había sido enviado a esa congregación por Mendoza, viceministro de Gestión Institucional de la Cancillería del Estado Plurinacional, para su análisis y observaciones.


Evangélicos bolivianos alaban y adoran a Dios en un templo cristiano.

El representante evangélico Agustín Aguilera señaló que el documento era inconstitucional y denunció que la intención era “fiscalizar los recursos económicos que ingresan a las organizaciones religiosas, obligándoles a presentar informes cada año”.


Al respecto, Canelas sostuvo que“no existe interés de controlar los diezmos, los feligreses tienen todo el derecho de depositar su aporte a la iglesia donde asisten sin ningún control. El Presidente les dijo que es algo parecido cuando los afiliados a un sindicato hacen sus aportes voluntarios, de manera que no se puede efectuar control.”


No obstante, aclaró que “es cierto que se necesita una reglamentación, pero ésta será elaborada de manera coordinada y consensuada con todas las iglesias presentes en el territorio boliviano”.


Aguilera confirmó a La Razón que el domingo, en la reunión con autoridades del Ejecutivo, se presentó una propuesta. “Es un tema complejo. Estamos solicitando reconocimiento legal de la Iglesia Evangélica. Actualmente, estamos reconocidos como asociaciones civiles sin fines de lucro y de carácter religioso”.


EL POLÉMICO ARTÍCULO


El artículo 27 del proyecto indicaba que para realizar recaudaciones masivas, los actos religiosos deben contar con la presencia de un Notario de Fe Pública y extender copia a oficinas de culto de la Cancillería.


Noticias Relacionadas:


27/11/10 - Evangélicos bolivianos alertan que el Gobierno busca fiscalizar los diezmos

16/12/09 - Posible restricción al Evangelio en Bolivia tras la reelección de Evo Morales

19/01/09 - Evangélicos bolivianos se oponen a nueva Constitución por considerar que tiene principios ‘anticristianos’

04/12/08 - Bolivia confirma expulsión a evangélicos menonitas de tierras que considera estatales

07/10/08 - La crisis en Bolivia provoca salida de misioneros de EEUU tras servir muchos años

31 de Octubre: «Día de la Reforma Evangélica o Protestante» - Rumbo al 500 Aniversario (1517- 2017)

Tratados Evangelísticos Chick