VISITE EL BLOG DE REFLEXIONES BÍBLICAS DE EVANGELIZACIÓN Y EDIFICACIÓN ESPIRITUAL: http://reflexionesevangelismo.blogspot.com

RADIO BBN INTERNACIONAL - Red de Radiodifusión Bíblica (USA)

20/11/11

¡El becerro dorado de América está cayendo!

Domingo 20 de Noviembre del 2011


Por: Pr. David Wilkerson*

Por algún tiempo he estado profetizando acerca del asolamiento de América a través de un holocausto económico. Últimamente estoy convencido que una de estas dos escenas podrá tomar lugar:

1. De súbito, puede haber una explosión de advertencias quizás el mercado de valores baje mil puntos o más. Después de un breve tiempo de alarma, el mercado puede rebotar. Cuando eso suceda, los inversionistas estarán convencidos de que han hecho una corrección. Y nuevamente, la perspectiva será: ¡el cielo es el límite!

Trágicamente, está actitud llevará a un tipo de euforia nunca antes visto en América. Pueden haber especulaciones económicas desordenadasy pueden llevar al mercado a la estratósfera.

2. Por el otro lado, el mercado de valores o mercado de obligación puede descender durante la noche sin rebotar. Si es así, diariamente veremos un sin número de inversionistas retirarse porque todos reconocerán que América ha sido asolada con la quiebra del mercado. En ese momento, habrá pánico total. Y sabremos que nuestra nación ha entrado en un período de juicio divino porque habrá una estrepitosa y súbita baja de cotizaciones y caeremos en el caos.

¿Cuál es la razón por este juicio? ¡Vendrá como la ira de Dios sobre una nación que ha derramado ríos de sangre inocente! En el Antiguo Testamento, los profetas le advirtieron a la nación de Judá que el juicio vendría por un derramamiento de sangre parecido.

"Ciertamente vino esto contra Judá por mandato de Jehová, para quitarla de su presencia, por los pecados de Manasés, y por todo lo que él hizo; asimismo por la sangre inocente que derramó, pues llenó a Jerusalén de sangre inocente; Jehová, por tanto, no quiso perdonar." (2 Reyes 24:3-4).

El derramamiento de sangre de Manasés fue sólo un pequeño riachuelo comparado con el océano de sangre derramado por los que practican el aborto en América. Añada a eso la sangre de personas inocentes muertas por conductores embriagados, armas de fuego, y asesinato. Entonces añada la sangre de niños asesinados por otros niños, vidas inocentes cortadas por aquellos que no tienen sentido del bien y el mal.

La Biblia lo dice claro: Dios no perdonará el derramamiento de sangre inocente. ¡Él enviará juicio!

Ahora mismo un sacudir divino está tomando lugar alrededor del globo terráqueo:

- La economía de Indonesia se ha derrumbado. Cuando el líder de esa nación, Suharto, se retiró bajo presión, el rupiah (moneda de Indonesia) se desplomó, llevando un imperio de 13,700 islas a la depresión económica. En sólo seis meses, Indonesia pasó de una prosperidad sin precedente a una ruina y caos total.

- Corea del Sur está cayendo en una depresión más profunda. Y el Japón se está hundiendo aún más profundo en un hoyo financiero. A última cuenta, ocho de los líderes financieros más reconocidos de esa nación se han suicidado. Y ahora el sacudimiento está comenzado en Tailandia.

- Rusia está a punto de no cumplir con sus deudas internacionales. Hace meses que no le pagan a una multitud de empleados. Y ahora, mientras se propaga la depresión, están tramando una revolución.

- Argentina, Brasil, y México se encuentran en grandes problemas financieros. México está pasando por una sequía severa, la cual ha contribuido a grandes fuegos en los bosques de esa nación. Las nubes de humo han cubierto el cielo sobre Texas y otros estados del oeste.

Por favor escúchame esto no es tan sólo un predicador desconsolado hablando del juicio final. Estos son hechos. Puedes leerlo en cualquier periódico de los últimos meses. Dios está sacudiendo el mundo a nuestro alrededor y pronto él va a sacudir a América peor de lo que ha sacudido a estas naciones. ¿Por qué? ¡Hemos derramado más sangre inocente!

Yo he mencionado esta escena antes, pero vale la pena repetirla: Un día, no muy lejano, cuando caiga la ruina repentinamente y el temor se extienda por la nación, el Presidente estará de pies en la Cámara Presidencial (Oficina Oval) mirando silenciosamente por su ventana. Él estará lleno de pánico sin poder pronunciar palabra causa del solevantamiento económico.

Finalmente, él mirará hacia la reunión de consejeros, a los líderes de nuestra nación, incluyendo al presidente de la Reserva Federal y les preguntará: ¿Qué ha pasado? ¿Cómo es que se ha derrumbado todo? Y, ¿qué podemos hacer ahora?

Sus preguntas se encontrarán con un silencio glacial. Nadie podrá explicar qué causó el pánico. En cambio, todos pensarán en voz alta: los indicadores eran positivos. La inflación estaba bajo control. La economía iba sobre rieles. No tiene sentido.

Amado, América está enfrentando el juicio de Dios ¡y nunca seremos iguales! En los días venideros, cientos de miles de americanos perderán sus hogares. ¿Por qué? Porque han hecho préstamos sobre la hipoteca, ¡para jugar en el mercado de valores y tratar de enriquecerse!

Ahora mismo, 43 millones de americanos están invirtiendo en el mercado, entre $1 a 2 trillones de dólares comprometidos por inversionistas individuales. Miles de estos inversionistas han dejado su trabajo para quedarse en casa jugando el mercado por computadoras.

¡Les digo que el mercado de valores se ha convertido en el becerro dorado de América! La gente lo ven como un salvador financiero, y lo adoran diariamente confiando en él, dependiendo de él, dándole toda su energía y atención. Pero va a caer de repente y ninguno de los inversionistas pequeños e individuales se librarán. ¡Sufrirán más, al perder sus casas, sus carros todo!

En el despertar de la ruina, veremos una ola de "suicidios asistidos". Las masas que eran llevadas por el dinero y el éxito no podrán soportar el fracaso y la pobreza que se les presenta. Muchos optarán por el suicidio incluyendo líderes de corporaciones.

Más sin embargo el juicio venidero no significa el fin de la sociedad americana. Significará, más bien, una humillación severa de nuestra nación, a través de un período largo y horrible de condiciones caóticas incluyendo disturbios, robos, e incendios de nuestras grandes ciudades.

Debo preguntarte: ¿Estás preparado para lo que viene? Si no es así, ¿te estas preparando ahora? Cuando hablo de preparación, ¿a dónde van tus pensamientos? ¿Piensas inmediatamente en inversiones, cuentas bancarias, planes de supervivencia, seguridad para tu familia?

En los últimos meses, las oficinas de nuestro ministerio han sido inundadas por panfletos y advertencias proféticas sugiriendo cómo los cristianos pueden prepararse para los tiempos tenebrosos. Sin embargo, la mayoría de estos mensajes tienen que ver con seguridad personal y supervivencia. Aconsejan: Amontonen comestibles secos, velas de larga duración, lámparas de kerosen, abrigos, sábanas, suministros médicos, un radio de baterías, etc.

No tengo problemas con aquellos que quieran hacer estas cosas. Después de todo, las Escrituras nos dicen que la persona prudente se prepara para el tiempo de crisis. Pienso en José, el patriarca, quién con mucha sabiduría se preparó durante siete años para un tiempo de escasez que había sido profetizado.

Pero existe un problema básico con este concepto hacia el caos venidero. Ciertamente, si hay una cosa que Dios desprecia, es cuando sus hijos enfrentan el futuro con temor. Dios es provocado a ira cuando ve a los creyentes con pánico, amontonando, y escondiendo ¡con temor y desconfianza en el cuidado de nuestro Padre celestial!

Por supuesto, que a menudo Dios esconde a su pueblo en tiempo de caos. Jesús mismo les advirtió a los ciudadanos de Jerusalén que huyeran cuando vieran a los caldeos aproximándose. Y a través de la historia, Dios ha sido fiel en esconder a los cristianos que son perseguidos. En este siglo, el escondió a muchos judíos durante el atroz expurgar de Hitler, a menudo usando a cristianos para lograrlo. Al respecto, 'El Lugar de Escondite' ('The Hiding Place'), es una maravillosa historia moderna sobre el poder guardador de Dios.

Mas sin embargo, yo creo que hoy es de mucha mas importancia que los cristianos americanos pongan su atención en una preparación espiritual -o, escondite espiritual- antes que la tormenta venidera nos azote. Déjame decirte por qué.

Si has estudiado la historia de los avivamientos en América, sabrás del avivamiento del laico durante los 1850. Comenzó en una iglesia en la ciudad de Nueva York. Un laico cristiano (aquel que no tiene instrucción u órdenes religiosas) comenzó un servicio de oración al mediodía en la iglesia, e inmediatamente el santuario estaba lleno. Además, las reuniones eran marcadas por llanto y oración ferviente.

¿Por qué estas reuniones atrajeron grandes multitudes en tan poco tiempo? Fue porque la mayoría de los asistentes eran desempleados, trabajadores llenos de pánico y hombres de negocios que habían perdido su trabajo de la noche a la mañana porque el mercado de valores había caído. En ese tiempo, no había seguridad social, no existía el Seguro Social, ni cheques de desempleo, ni seguro. Estos hombres desempleados tenían miedo, así que se entregaron a la oración.

Muchas iglesias en la ciudad de Nueva York habían abandonado los servicios de oración. Pero pronto tuvieron que abrir sus puertas, a causa de la necesidad de un pueblo preocupado que no sabía a quien dirigirse. De igual manera, en los días caóticos que se aproximan, gran multitud de americanos serán llevados a la oración por la desesperación. Aquí, en Times Square Church, nos estamos preparando para tener reuniones de oración todos los días de la semana.

Yo creo que cuando la tormenta venidera azote con toda furia, y la nación se tambalee de pánico y temor, la gente huirá de los evangelios falsos y las iglesias "hazme sentir bien". Los cristianos se olvidarán del entretenimiento cristiano y de la televisión cristiana, y comenzarán a exigir la verdad. La muchedumbre se reunirá a escuchar a pastores separados, santos, y exigirán la verdadera palabra de Dios. Su clamor será: ¿Quién nos predicará la palabra profética transformadora?

Sí, puedes estar seguro que se acerca un gran avivamiento. Pero no será como nosotros creemos que es un avivamiento hoy día. Nadie se reirá o estará haciendo burlas en ese día feroz. No, el único tipo de avivamiento que suplirá las necesidades de esta sociedad -sacudida hasta los tuétanos con temor y terror- será un avivamiento de verdad envíado por el Espíritu Santo!

Cuando el Espíritu Santo entre, ¿cuál será la manifestación de su obra? Jesús identificó el ministerio del Espíritu Santo de la siguiente manera:

"Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho." (Juan 14:26). "Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad…" (Juan 16:13).

Jesús dice que el Espíritu Santo es el Espíritu de verdad y le da testimonio sólo de la verdad. Él no dará testimonio de cualquier evangelio erróneo o manifestación carnal. Él está casado con la cruz, con el evangelio de gracia que nos enseña a desechar la iniquidad. Y le dará testimonio de la verdad que emana de la obra de Cristo en la cruz.

Tristemente, muchos cristianos carismáticos hablan mucho sobre estar en el Espíritu pero están totalmente arruinados en lo que de la verdad se trata. No tienen intimidad con Cristo, así que no saben como sacar fuerza de su verdad. No tiemblan a la verdad de su palabra. No saben caminar en su poder de resurrección o vivir totalmente dependientes en él. Al contrario, tuercen, manipulan, y malinterpretan su palabra para acomodar su carne.

Jesús dijo que no debemos temblar de miedo por las cosas horribles que vendrán sobre nuestra nación. Pero debemos temblar en santa reverencia por la palabra de Dios: "...pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra." (Isaías 66:2).

Sansón representa los ministerios y ministros que gozan en el poder del Espíritu Santo, ¡pero que toman ligeramente el Espíritu de verdad!

Sansón fue un hombre que estaba totalmente desprevenido para la crisis que sufrió su generación. Él abusó sus dones y derrochó el poder que el Espíritu Santo le dio. Y yo creo que su fracaso y caída son una lección especial para la Iglesia en estos últimos días.

Cuando Sansón nació, Israel estaba en la miseria, en cautiverio y aflicción, porque "hicieron, pues, los hijos de Israel lo malo ante los ojos de Jehová…" (Jueces 3:7). Pero Dios levantó a Sansón para que fuera su libertador en ese tiempo de ruina y desesperación. Las Escrituras nos dicen: "Y el Espíritu de Jehová comenzó a manifestarse en él…" (Jueces 13:25) a temprana edad. La palabra hebrea manifestarse aquí significa un remover regular o a menudo. En otras palabras, el Espíritu de Dios se movía continuamente en Sansón.

Ciertamente, Sansón fue llamado a ser un nazareo desde su nacimiento. La palabra nazareo significa "separado, consagrado, abstenido". En pocas palabras, Sansón estaba predestinado a llevar una vida santa, separada, nunca cortarse el pelo, nunca tomar vino o cualquier bebida intoxicante, nunca acercarse a un cadáver, aunque fuera un familiar. Él estaba siendo separado para el uso del Espíritu Santo, y por lo tanto él debía ser un vaso consagrado.

Sabemos que el Espíritu Santo se movía sobre Sansón mucho antes de que él comenzara su ministerio a Israel. Mas sin embargo, ¿cómo se manifestaba el Espíritu sobre Sansón? Pedro nos dice: "…sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo." (2 Pedro 1:21). Cualquiera que fuera la manifestación física que ocurriera en el Antiguo Testamento, todas estaban acompañadas por el Espíritu de Dios hablando en y a través de la gente.

Mientras el Espíritu Santo se movía sobre Sansón, es seguro que el Espíritu le confirmaba la palabra que le había sido enseñada durante su niñez. El constante remover del Espíritu le recordaba a Sansón que el secreto de su poder estaba en su dependencia total en el Señor. Sólo a través del Espíritu Santo se podía mantener separado y mantener sus ojos en su llamado.

En efecto, Dios nunca envía a un hombre a hacer una obra de poder sin antes enseñarle la forma en que el Espíritu obraría sobre él. Así que Sansón sabía muy bien que él tenía que mantenerse bajo la cubierta del Espíritu de verdad -manteniéndose consagrado y absteniéndose del mal- para así poder ministrar en el poder del Espíritu.

Mas sin embargo, sabemos que en la vida de Sansón existía una lujuria desenfrenada, una pasión abrumante por mujeres extrañas. Primero, tuvo una relación prohibida con una mujer de los filisteos, luego con una ramera en Gaza y finalmente con Dalila, la prostituta. Dicho en forma sencilla, Sansón tenía una terrible adicción al sexo.

Por supuesto que el Espíritu Santo estaba al tanto de la lujuria de Sansón. Y mientras el Espíritu se movía sobre Sansón, él le hacía saber la verdad que Pablo expresa en el Nuevo Testamento: "…mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis." (Romanos 8:13). El Espíritu de Dios siempre habla a las personas agobiadas por el pecado, instándoles: ¡Confía en mí! Te mostraré el camino a la victoria.

Sansón tenía acceso a todo el poder del Espíritu Santo para llevar una vida santa. Pero él ignoró la voz del Espíritu. Y él hizo esto su primera misión: "...Sansón… vio en Timnat a una mujer… y lo declaró a su padre y a su madre… me la toméis por mujer." (Jueces 14:1-2).

Sansón se atrevió a usar el poder del Espíritu Santo sin someterse al Espíritu de verdad y el resultado fue ¡sólo teatro!.

Como Satanás, Sansón "…y no ha permanecido en la verdad…" (Juan 8:44). Y cualquiera que se atreva a usar el poder del Espíritu Santo sin su verdad terminará tan sólo haciendo teatro.

Cuando Sansón visitó a la ramera en Gaza, los de Gaza lo rodearon y esperaron para capturarlo. Entonces pasó algo sobrenatural: "Mas Sansón durmió hasta la medianoche, y a la medianoche se levantó, y tomando las puertas de la ciudad con sus dos pilares y su cerrojo, se las echó al hombro, y se fue y las subió a la cumbre del monte que está delante de Hebrón." (Jueces 16:3).

¡Que hazaña de fuerza! Sin duda, el acto de Sansón fue una demostración de poder sobrenatural. Sin embargo, en verdad, no fue mas que teatro. Lo hizo ante una ciudad dormida de paganos despreocupados, sin obtener victoria, sin romper ataduras, ni liberación alcanzada. Mientras leía el pasaje, pensé: ¿De qué se trata esto? ¿Cuál fue el propósito?

Hoy de igual manera, muchos llamados avivamientos son demostrados ante un mundo que se mantiene intacto y poco afectado por tales demostraciones. Verás, cada vez que el Espíritu de verdad no recibe preeminencia, toda exhibición de poder sobrenatural -señales, maravillas, manifestaciones- terminan siendo teatros vacíos.

Puedes preguntar: Pero, Hermano David ¿no crees en las manifestaciones del Espíritu Santo? Claro que sí. Pero si cualquier manifestación no está basada en el Espíritu de verdad, su poder no tiene provecho. ¡Sólo la verdad liberta las almas!

Piensa en lo poco que Sansón logró en su ministerio por todas sus demostraciones de poder sin un verdadero propósito: él mató un león con sus propias manos. Atrapó 300 zorras y ató sus colas. Quemó sembrados y viñas y olivares. Sin embargo, nadie fue liberado por ningunos de estos actos.

El hecho trágico de la vida de Sansón está claro: Él fracasó totalmente en su misión. Después de veinte años de su ministerio, Israel estaba en tan gran atadura como cuando Sansón comenzó.

Saúl es otro ejemplo de esto. Él había sido "postrado por el Espíritu", postrado ante Dios y profetizó. Pero al final, fue todo teatro. ¿Por qué? No hubo cambio en el corazón de Saúl. Todas esas manifestaciones fueron desperdiciadas, porque Saúl no quiso sujetarse al Espíritu de verdad. Usando la frase de Pablo, Saúl estaba "…privado de la verdad…" (1 Timoteo 6:5).

Amado, el poder del Espíritu Santo descansa en la palabra de Dios, ciertamente, en su cruz: "Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios." (1 Corintios 1:18).

Hoy en día a muchos pastores y evangelistas no les interesa el Espíritu de verdad. Ellos piensan que pueden llamar al Espíritu Santo en cualquier momento para que barra todos los poderes del infierno. ¡Pero estas personas no estarán preparadas para los días oscuros que se acercan!

La única manifestación que veremos cuando la tormenta nos azote será hombres y mujeres de rodillas maravillados y en temor a la palabra de Dios. Serán postrados por la predicación penetrante, convincente, y limpiadora que viene del Espíritu de verdad!

El Señor sabe cómo la gente reaccionará a la tormenta venidera. Estarán llenos de pánico y temor. Después de todo, Jesús advirtió que llegaría un tiempo tan alarmante que el corazón de las personas fallaría por el temor y la tensión.

Mas aun ejercitando su juicio, Dios siempre extiende su misericordia. Él obra antes de tiempo, haciendo planes para su pueblo y moviendo a sus pastores verdaderos. Ciertamente, hoy -mientras la mayoría de América pone su atención en su prosperidad- Dios está despertando un santo remanente en la Iglesia. Estos santos están sobre sus rostros, buscándole con todas sus fuerzas y clamando por la palabra verdadera del Espíritu de verdad. ¡Y yo creo que el Espíritu les está revelando a Cristo con una gloria mas allá de cualquier generación pasada!

En los meses recientes, nuestro ministerio ha recibido cientos de cartas de pastores y creyentes que están asqueados por la mayoría de lo que ven en la iglesia: estimulando en forma extravagante falsa, tonterías, entretenimiento, predicación superficial. Están gritando: ¡Basta ya! Estamos cansados de ver a nuestros pastores ir a convenciones y regresar tan sólo con trucos nuevos. Estamos enfermos de ver la carne acomodada. ¡Estamos hambrientos por la verdad! Queremos escuchar predicaciones que nos haga sentir convicción y nos rete a la santidad y la oración.

Creyente, puedes estar seguro, en los días de calamidad, el verdadero avivamiento no vendrá a través de espectáculos, grandes predicadores, o evangelistas de televisión. No vendrá a través de enseñanzas de prosperidad u otras doctrinas de falsa seguridad. No, el avivamiento de Dios vendrá a través de una compañía escondida de pastores y laicos quienes han estado en la escuela de Cristo, conociendo sus caminos y confiando en Él. ¡Estos encabezarán el avivamiento de la verdad!

Yo creo que estamos viendo señales de la obra del Espíritu mientras el rompe la tierra que no ha sido cultivada en América en preparación para este avivamiento. La página de Opinión y Editorial del New York Times, del 24 de mayo de 1998, contenía el artículo titulado "Viene el Siglo más Religioso." El artículo reportaba lo siguiente:

- Norman Mailer, un pagano de renombre y escritor liberal, ha declarado: La religión, para mí, es la última área por explorar.

- Vaclav Havel, el famoso escritor y líder checo, llama a América la sociedad más atea en la historia del mundo.

Mas sin embargo, ambos hombres están de acuerdo en que nuestra nación está al borde del período más religioso en su historia.

Lo más asombroso es que Mailer y Havel están prediciendo un regreso no a cualquier religión, sino especficamente al Judaísmo y al Cristianismo. Ellos predicen que aún los científicos anhelarán por fe.

Por supuesto que están en lo correcto, la era de razonamiento y ciencia ha fracasado en satisfacer la necesidad humana de paz. El socialismo ha fallado… el comunismo ha fallado… la política ha fallado… la Nueva Era ha fallado. Y ahora hasta las personas más exitosas están clamando: ¡Debe haber algo mas en la vida que esto!

Sin embargo, no todos querrán la verdad. Muchos se tornarán a una lujuria incontrolable. Ciertamente, nuestra sociedad puede llegar a ver a Sodoma repetida cientos de veces. Pero mientras nuestra nación está al borde del caos, muchos americanos comenzarán a buscar la verdad, respuestas, vida.

Mas yo quiero enfrentar el tiempo que viene "…como obrero que no tiene de que avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad." (2 Timoteo 2:15). Creo que esa es la forma en que debemos prepararnos para los días que vienen, ciñendo sus lomos con la verdad. (ver Efesios 6:14).

Le insto: pídale al Señor que lo prepare -a su manera- para el día en que el becerro de oro de América caiga. Busque su Espíritu de verdad en su habitación secreta. Aprenda a reconocer su voz por encima del clamor mundano en su Iglesia. ¡Entonces estará verdaderamente preparado para la tormenta venidera!

MÁS INFORMACIÓN:

Este mensaje fue predicado el 22 de junio de 1998.

Traducido por Renata Viglione. HTML por Carlos Colón y Edición del Texto por Renata Viglione.

Usado con permiso por World Challenge, P. O. Box 260, Lindale, TX 75771, USA.

Derecho de autor © 1999 por World Challenge, Lindale, Texas, USA.



* El Pastor David Wilkerson fue un predicador que nunca evitó enfrentarse al peligro de las bandas de los barrios bajos del Bronx, Brooklyn y Manhattan, con tal de llevarles el Evangelio del amor de Dios. También se dirigió a los cristianos con preocupación por mucho de lo que está ocurriendo en medio de las iglesias, como el mensaje de prosperidad, “la mayor aberración del Evangelio en toda su historia.” Y de los que “no hablan de la cruz ni de la santidad; del pecado ni del juicio.” Algunos de sus libros más conocidos son: “La cruz y el puñal”; “Sexo y drogas”; “Camino de Jesús”; “La profecía”; “David Wilkerson exhorta a la iglesia”; “Profetas con vendas mágicas”; “Toque de trompeta en Sión”; “La Visión”. El libro “La cruz y el puñal” marcó el comienzo de una popularidad que trascendió las paredes de la Iglesia Evangélica a nivel mundial. Su converso más notable es Nicky Cruz. En 1987 fundó la Iglesia Time Square, que se ha convertido en una de las congregaciones más numerosas de Nueva York. Partió a la presencia del Señor el 27 de abril del 2011, debido a un inesperado accidente de tránsito en Texas, Estados Unidos de América.


NOTA:

Puede leer otras prédicas del pastor David Wilkerson en el siguiente enlace web:

www.tscpulpitseries.org/spanish.html


Sitio Web del Ministerio del Pr. David Wilkerson (en inglés):

www.davidwilkerson.org

Artículos Relacionados:

07/08/11 - El precio de entregarse a Dios por completo (Por: Pr. David Wilkerson)

10/07/11 - Estos tiempos demandan una confianza especial (Por: Pr. David Wilkerson)

01/05/11 - La Gran Apostasía (Por: Pr. David Wilkerson)

26/07/09 - El precio de entregarse a Dios por completo (Por: Pr. David Wilkerson)

05/07/09 - Estás siendo probado (Por: Pr. David Wilkerson)

31/05/09 - ¡Un Pentecostés sin Cristo! ¿Hacemos de Cristo un extraño en nuestro medio? (Por: Pr. David Wilkerson)

17/05/09 - ¡Nada sino solamente Cristo! (Por: Pr. David Wilkerson)

29/03/09 - Manteniéndonos firmes en Cristo (Por: Pr. David Wilkerson)

15/02/09 - ¡La mentira de Laodicea! (Por: Pr. David Wilkerson)

Noticias Relacionadas:

28/09/11 - ¿Vivimos los días anunciados por el pastor David Wilkerson en su libro ‘La Visión’? (Por: Pr. David Wilkerson)

16/03/09 - David Wilkerson anuncia el juicio de Dios sobre EEUU y el mundo

21/11/08 - David Wilkerson advierte que vienen tiempos difíciles para el mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser de acuerdo al tema de la noticia o artículo. Comentarios fuera del tema o agraviantes no serán publicadas. Escribir todo en mayúsculas se considera como gritar y además, dificulta la lectura.

31 de Octubre: «Día de la Reforma Evangélica o Protestante» - Rumbo al 500 Aniversario (1517- 2017)

Tratados Evangelísticos Chick